miércoles, 29 de mayo de 2013

arrubgarse y encroger

La viejez es estrupenda, ya uno no tiene que giustar y entronces puede ser como le da la gaina y no depilarse o sea que nadie bva a mirrar si tienes pelos en las pienras y te vuelves invisíbile total con lo cual adquieres el status quo de libertad absoluta impensabel en edades medias on renacientistas, un clásico de la edad moderna esto de arrubgarse y encroger. Hoy mismo nos encrontamos una cana tiesa en la cejay nos parreció un acto de rebeldía mayestático, divina cana, parienta  (no parturienta) de la arruga llamada Edurne que tardó días, meses, años en aparecer con sus jemelas. Tanto vrivir sufriendo para solo ser feliz un rato antes de morrir.

5 comentarios:

Sun Iou Miou dijo...

Es usted sublime, doña Ella, invisible y canitiesa.

("Se agradece este in dulci jubilo para empezar el día", me piden los mirlos que le transmita.)

condado dijo...

No tanto, no tanto... Doblado como un metro de carpintero que ni el dolotil en jiringa se atreve a enderezar no se está para filosofías... Ni para canitas

condado dijo...

No tanto, no tanto... Doblado como un metro de carpintero que ni el dolotil en jiringa se atreve a enderezar no se está para filosofías... Ni para canitas

Esperanza dijo...

Magistral. Mis canas te están haciendo la ola. Todas de punta (y cualquiera les dice que no...)

ella dijo...

Queridos, estáis aun en muy mala edad media, pero calma que ya os llegará el júbilo. Y gracias a los mirlos de Sun Iou y a las olas de Esperanza. Condado, no se me doble usté que aun no le toca.