lunes, 25 de julio de 2016

Paralipoménes


Y ahora qué? Continuar hacia dónde?
Me dice Victor Hugo que siga por "la senda espiralada de bordes dudosos" y lo entiendo. Aunque, fortalecida por la larga travesía vital, no me asustan los abismos. Tengo alas. 
Quisiera algo menos emocionante y más íntimo, quisiera encontrar una manera de desaparecer sin dejar rastro para no tener que seguir fregando, cuidando de los demás, aguantando las tontunas territoriales de los machos de mi especie y el cotilleo permanente de las hembras.
Le vuelvo a preguntar a Victor y compadecido  me señala que puedo ir por ahí,  por  "esta rampa que se pierde en la bruma indecisa".
Sí, eso me conviene. Puede que llegue al infierno de Dante o al purgatorio, y seguro que allí lograré encontrar, como siempre, mi paraíso particular.
En este nuevo estado me volveréis a encontrar, otra y la misma.

jueves, 19 de noviembre de 2015

El mismo río con otras aguas sigue pasando a lo largo de la historia de nuestras vidas.Insignificantes acontecimientos que escribimos en los diarios o en los periódicos en un presente a la fuga.
Me acuerdo de aquel día.

sábado, 2 de mayo de 2015

Júbilo


Ya entonces estaba previsto. Y el flujo intemporal del proceso se cumplió a cada instante.


Ahora se acaba de pronto, sin avisar. 

Apetece repasar acontecimientos remotos, ponerlos en orden.

 Mi vida laboral como un río sin puentes, todo seguido hasta el mar, donde se fundirá con el resto de las aguas, libre al fin, gota anónima entre las mareas y las olas. 


Celebrad conmigo la vida de artista en libertad.



domingo, 4 de enero de 2015

do re mi sol


-La cena debía estar rica ( dijo el violonchelo amontonado en la pared). 
-Sí (contestó el piano): ventresca de atún y carrillada de segundo.
-Y los vinos? ( preguntó el laúd)
-Lo de siempre (apunta la guitarra): verdejo para los blancos y riberita del duero para los tintos. Nada nuevo.
-Ahora que han terminado toca lo de los boleros, vas a ver (gime el teclado)
-Oye y esa de los rizos que sale a tocar?, trae partitura ( dice el pedal asustado)
-A ver que toca de postre ( piensan todos)

Y la pianista, ya avezada en años, se sentó al piano y colocó la partitura en el atril. Se puso las gafas y empezó muy despacio a bajar teclas blancas y negras de lo que decía su partitura:

...dore mi sol así las olas y la espuma que en tu cuerpo canta, canta - más por tus senos que por tu garganta - do re mi sol la si la sol la si la...

lunes, 10 de noviembre de 2014

Brumario

Aquí estoy pegada al cristal de tu coche. 
Te he estado mirando todo el rato que subíamos por la cuesta hasta llegar al patio. No se te ven las venas de la cara como a mí pero amarilleas tan de otoño como yo. Pues qué te crees?

 La verdad es que mientras estuve colgada del árbol todo eran agobios, riñas con las demás, y que si llueve, que si no llueve, que no se caigan los nidos de los pajaritos, que a dar sombra, que al tronco no le duela nada...en fin. Vivir ahí suspendida y sin poder moverme; todo por que las cosas son así.

Por eso cuando ya me tocó soltarme y caer pues, mire usted, la suerte de aun poder hacer unos viajecitos fuera de árbol y ver mundo.
Te doy las gracias y a ver si tienes  la misma suerte, cuando te toque, de poder caer despacito y bien y que alguien te recoja con afecto.

lunes, 27 de octubre de 2014

Reflexiones nocturnas de un pie de izquierdas


Yo aquí descansando tan agusto y el otro pobre en el suelo aguantando zapatilla. Supongo que mantendrá puesto el calcetín tan bonito que nos han puesto esta mañana, con su encaje transparente, cosa de los chinos seguro. La verdad es que hoy ha estado bien, nos han llevado de paseo por el parque, hemos podido pisar tierra, con todo lo que eso descarga de electricidad. Y nos hemos comportado como pies de primera, soportando el peso de cuerpo entero a cada paso. Me encanta ser un pie izquierdo, formar parte de algo conformado a trozos imprescindibles, tener un derecho par simétrico en espejo, aunque piense de otro modo, ahora dormido en zapatilla en lugar de ponerse cómodamente sobre la mesa !qué tonto!, claro que también querrá descansar de mi, toda la vida juntos hasta que la muerte nos separe, que tampoco, seguro que nos entierran en compacto. En cuanto acabemos de ver la tele todo el mundo a la cama. Ah!, y el calcetín a lavar, ya se encargan manos, que, por cierto, nos están muy agradecidas, dicen, pues con todo lo que trabajan, al menos no tienen que andar. Uf!!!

miércoles, 15 de octubre de 2014

Discurso ensimismado

Sin el verbo no puede haber oración y entonces rezo al sujeto que me predica asuntos desinteresadamente pero el sintagma nominal se altera y las tildes brincan de palabra en palabra cambiando el sentido y la dirección de las frases. Pero luego llega subjuntivo que en modo alguno frasea con lengua flexiva pues sabe amargo al paladar y prefiere desinencia de conjugación regular, más dulce que el azúcar de caña con preposición. 

A veces, a veces, repetidamente igual por lo común y de antemano te suelo encontrar cuidadosamente distraído, con tilde en la í.

Sintaxis, sintaxis!!!! - grita la oración desesperada - esto no hay quien lo entienda!!!!