domingo, 6 de octubre de 2013

Palabras como orugas


Palabra inconcebible, palabras que se juntan para que inconcebible sean jardines, palabra oscuros para inconcebibles jardines, añadir letra e para oscuros e inconcebibles jardines, sumar letras que crecen en palabras como anillos de gusano, como procesionarias que recorren un folio deslizándose hasta llegar al borde y sin caer en el precipicio continúan y vuelven a empezar más abajo c o n t e m p l o e l s o l.  Todavía los limones están verdes, los limones no son palabras y el aroma de sus hojas no se puede nombrar, palabra oler para sentir fragancias ocultas entre los oscuros e inconcebibles jardines escondidos en mi imaginación.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ella, es que la imaginación está, casi sienpre, llena de jardines que sólo cada uno de nosotros sabemos recorrer. Y no siempre hay mariposas multicolores revoloteando por esos jardines; a veces hay abejorros enturbiando la armonía de rosales y demás vegetación maravillosa. Esto de los jardines de la imaginación es un placer o un problema, depende de fechas y temporadas. ¡Sé tanto de eso! Abrazos jardineriles a todos los que quieran leerme. Minervina.

ella dijo...

Minervina, mis jardines son tipo huerta, ya sabes, un poco pindonga ella. En este texto, oscuros e inconcebibles son solo orugas o palabras.

Anónimo dijo...

Las huertas pindongas sólo me traen días del pasado felices y nostálgicos. ¿Por qué pasará el tiempo? Minervina.

Esperanza dijo...

"Me tiraste un limón y me diste en toda la frente", que diría Kiko Veneno. Brindo por los jardines inefables y las orugas que no saben idiomas.