martes, 2 de julio de 2013

Blumine


A ella se le quedó prendido en el pelo un La bemol, lo había soplado un oboe en un momento de la sinfonía y volando como una florecilla por el aire del auditorio se enredó en su bucle castaño. Ella no se dio cuenta pero al salir del concierto su relación con el mundo había cambiado levemente, solo medio tono, un matiz diferente en sus armonías y desarmonías, con la gente, con el frío y el calor, con la luz y la sombra.
Y  no se daba cuenta.
 Desde aquella tarde, una vibración agitando su pelo embellecía  su vida.

http://youtu.be/cB9LRQYBAm8

7 comentarios:

Esperanza dijo...

Qué preciosidad.

ella dijo...

Este segundo movimiento lo eliminó Mahler de su 1ª sinfonía. Ahora lo hemos rescatado.

Esperanza dijo...

Me alegro mucho de que no solo se rescaten bancos, aunque yo me refería a tu entrada.

ella dijo...

ah! pues gracias, pero es que me inspiró esa pieza que no conocía, "Blumine"

Ricky Mango dijo...

Me he quedado sin saber si antes del incidente la relación de esa señora con el mundo estaba en LA o en SOL.

Me inclinaría por lo segundo.

ella dijo...

Ricki, La bemol es enarmonía de Sol sostenido, o sea que ella se queda donde estaba pero mejor.

ella dijo...

Ricky