lunes, 24 de octubre de 2011

El estigma del azafrán

Huella impresa en éxtasis, que florece después de la vendimia, sexo de las flores por donde penetra el polen, marca o señal de la tortura a la que se somete al arroz hasta dejarle hecho paella. Mancha de los campos en otoño, con los primeros fríos árabes. Sedante y estimulante a la vez y exquisitamente caro. Malvaloca.






10 comentarios:

Anónimo dijo...

Sobre todo "exquisitamente caro". Por eso uso poco azafrán y más colorante. Y sé que no es lo mismo. Saludos a todos. Minervina.

Rick dijo...

¡Azafrán en paella-ahoramismo! Es muy hermoso, y sustancialmente más sabroso que el ladrillo machacado. Además, no genera piedras en el riñón.

No tengo nada que añadir. Lo ha dicho usted todo sobre la sexualidad de esa maravillosa joya de supermercado. Nunca más volveré a llorar cuando pase por la sección de especias del Mercadona.

Al Caprabo nunca voy. Son catalanes.

ella dijo...

Minervina, el azafrán es caro por querido. Me gusta en las sopas. Abrazos.


Rick, yo también prefiero el Mercadona, pero ¿que me dices de la Paquera y su malvaloca que añado como coda?

Sun Iou Miou dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sun Iou Miou dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sun Iou Miou dijo...

Yo soy de azafrán o nada. Y menos mal que el azafrán es flor. Imagínate que fuese saltamontes y hubiese que cazarlos y arrancarles los perendengues. Ahora me entra la duda: les dolerá a las flores que les arranquen los estambres?

(Perdón por las repeticiones pero es que se me cruzan los chips.)

ella dijo...

No sé por qué a los estambres del azafrán se les llama estigmas, vaya connotación sufridora.
Sun Iou, yo también soy de azafrán o nada, hoy en el super he visto 15 estigmas a 2.50E. !!! 500 pesetas!!!

Sun Iou Miou dijo...

Error mío (tenía dudas cuando escribí, pero no me paré a observar bien la foto). No son los estambres, sino los ovarios lo que se les arranca a las flores de azafrán. Así, siendo los ovarios, ya queda más claro por qué se les llama estigmas... En fin, para el caso es lo mismo, porque les tiene que doler.

En cuanto al precio, será cuestión de coger el envase y pasarlo por encima del arroz rápido, para que coja el aroma... En estes tiempos de crisis, igual que antes se iba alquilando el hueso de jamón para dar sabor al caldo, podemos ir alquilando olor de azafrán por el vecindario (que imaginación emprendedora la mía!).

ella dijo...

Uf! sí, que imaginación. No se me había ocurrido lo de alquilar el hueso para el caldo, voy a comentárselo a la vecina del 4º, jeje

ella dijo...

Pero de la Paquera de Jerez ni flores (de azafrán o lo que sean)