jueves, 25 de agosto de 2011

Misión cumplida



Sirenas encontradas en el monte, en el momento en que estaban decididas a despojarse de su cola y salir por piernas. Allí nos quedamos estupefactos del espectáculo, pues ¿no necesitan vivir en el mar? y ¿ que será de sus cantos?. Pero ellas se fueron monte arriba monte abajo. No sabíamos que hacer con aquellas colas plateadas llenas de escamas, además Lugrís no estaba para preguntar. Nos llevamos el asunto a casa envuelto en papel albal y las congelamos (las colas) pues nunca se sabe. Puede que las sirenas se arrepientan de sus piernas recién estrenadas, que encuentren estúpido montar en bicicleta, seducir de otra manera que no sea cantando y finalmente regresen a por ellas. Claro que no saben que están en mi congelador y no se me ocurre como decírselo. No sé que hacer con sus colas, quizá comérmelas, o usarlas para un brindis.
Oh! pobres de nosotros, atados a nuestros pies con zapatos mientras ellas, libres, no se sabe donde, tan hermosas, burlando su destino.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ella, yo, con esas colas de sirena, haría un buen caldo de pescado para añadirle luego mariscos y unas almejas de carril. Acto seguido convocaría a Lugrís para que , al menos, pueda degustar parte de lo que ha sido su obra. Por supuesto que, si lo haces, estoy dispuesta a acompañaros en esa cena marinera. No lo olvides y avisa a tiempo. Un besazo astur. Minervina.

Rick dijo...

No sólo tienen piernas ahora. También tienen sexo. Tañen la cítara junto a la barra de las discotecas, y los paisanos por ellas se parten la crisma a botellazos (de orujo, naturalmente).

Han esperado pacientemente a que se vaya Su Santidad para liarla. Seguro que al final se las lleva Mario Conde.

ella dijo...

Sí, ya, todo estupendo, Minervina, Rick, pero allí estuve esperando por vosotros que finalmente me dejasteis plantada. Y eso que avisé con tiempo. Hummm...os guardo un par de colas para el caldo mientras las ex-sirenas le hacen el caldo a Mario Conde ¿o era a su Santidad?

Anónimo dijo...

Ella, jajajajaja Muy buena esa duda que te planteas. Besinos. Minervina.

Sun Iou Miou dijo...

No tan libres las sirenas, que no pueden salir del mar.

ella dijo...

Sun Iuo, todo es pura fantasía como sabes,metáforas imposibles o pretextos para pasar buenos y amistosos momentos.