sábado, 2 de octubre de 2010

Especial para físicos que aman la música

...y en 1803 él tenía 33 años y tras el estreno de su sinfonía, la crítica publicó un escrito en que decía que esta obra era tan extremadamente violenta que parecía como si palomas y cocodrilos estuviesen encerrados juntos en una habitación...

3 comentarios:

Sun Iou Miou dijo...

Se siente, se sienten las mandíbulas de los cocodrilos abriéndose y cerrándose sobre las palomas, a veces, cuyos huesos crujen; a veces, sobre sus propios dentes, cuando yerran el golpe y saltan chispas y humo y rabia de las bocas.

ella dijo...

Terrible imagen Son Iou...

Rick dijo...

Como físico que ama la música, muchas gracias en nombre de todos los físicos que aman la música y que aman a Ella Ahora Mismo. Tu blog es magnífico.